La autoevaluación post competencia

Probablemente no exista ningún hábito tan provechoso para un deportista como el de autoexaminarse una vez acabada la competencia. De ahí podrá sacar información relevante sobre su rendimiento y sus áreas de mejora, dejando todo encaminado para diseñar sus propios objetivos para el entrenamiento.

¿Qué se autoevalúa?

Los cuatro pilares que lo forman como deportista: físico, técnico, táctico, mental y cada uno de estos pilares con los elementos que lo componen, veamos el ejemplo de un jugador de rugby:

FÍSICO: Fuerza, resistencia, velocidad, agilidad.

TÉCNICO: Pases, placajes, ruck, patadas (principales destrezas que utilices comúnmente, aunque cuanto más exhaustivo mejor).

TÁCTICO: Ataque, defensa, jugada 1, jugada 2, etc.

MENTAL: Combatividad, confianza, dialogo interno, gestión del estrés.

Objetivo de la autoevaluación

Obtener información de como hemos rendido en cada uno de los elementos que componen los distintos pilares nos dará una buena fotografía de lo que fue nuestro rendimiento general dentro del campo, con lo cual la autoevaluación servirá para medir nuestros propio progreso e identificar esas áreas en las que tenemos margen de mejora. Una vez detectadas las zonas a mejorar podemos plantearnos objetivos o directamente marcarnos una acción que realizar en favor de potenciarnos. Por ejemplo podemos hablar co un compañero que domine ese área, hablar con el PF, repasar la estrategía, etc.

¡Dame una mano para que estas herramientas le lleguen a más deportistas, comentando y compartiendo este contenido!

NICO SOULIER SPORT COACHING

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *