Condicionamiento respondiente y deporte

Este modelo se hace efectivo cuando el individuo recibe un estimulo y no es capaz de evitar responder y en el deporte podemos hacer que esto juegue a nuestro favor dándonos grandes ventajas, pero antes déjame contarte en dos renglones de donde viene esto.

Condicionamiento respondiente

Esto viene de un estudio que realizo cerca del 1900 el fisiólogo ruso Ivan Petrovic Pavlov. Este señor se dio cuenta de que al ponerle la comida al perro este comenzaba a salivar (en forma de respuesta ante el estímulo) y cada vez que Pavlov le ponía la comida hacia sonar una campana de tal modo que el perro comenzó a asociar el sonido de la campana a la comida, hasta el punto de empezar a salivar solo con el sonido de la campana, independientemente de que haya o no comida.

Cabe destacar que con este estudio consiguió un premio nobel, yo lo hiper resumí para que saquemos lo que nos sirve para este caso.

¿Cómo utilizarlo en el deporte?

Este mismo principio lo podemos usar recurriendo a nuestras experiencias de éxito almacenadas en el cerebro. Lo ideal es que te sientes un día y apuntes a mano tus distintos recuerdos gloriosos respondiendo a las siguientes preguntas:

¿Cuál fue la situación?
¿Cómo te sentías?
¿Qué pensabas?
¿Cómo actuaste?
Ponle un nombre corto (una palabra).

Una vez tengas tu inventario de experiencias exitosas podrás utilizarlo en los partidos para crear esa respuesta que deseas y el estímulo será el nombre que le hayas puesto a ese recuerdo.

EJEMPLOS

1- Estas en medio de un partido en el que vas perdiendo y necesitas cambiar el chip para dar más de ti.

NOMBRE: Nieve

En ese momento recordaras un partido con nieve en el que estuviste con un resultado adverso y conseguiste darlo vuelta. El cerebro creará una imagen de aquel día y transmitirá al cuerpo las mismas sensaciones de combatividad que tenías.

2- Te sientes cansado dentro del campo y estas seguro que podrías dar más.

NOMBRE: Sprint

Ahí recordaras el día en el que estabas agotado y no sabes como has conseguido sacar energía desde tu interior dando un sprint para salvar una marca. Igual que en caso anterior el cerebro verá una imagen de aquel día y transmitirá a tu cuerpo las sensaciones de aquella vez.

Espero te haya gustado y te sirva para hacerte con un poderoso inventario de palabras mágicas que maximicen tus rendimiento.

¡Gracias por leerme. Muchas gracias por compartirlo!

NICO SOULIER SPORT COACHING

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *