Objetivos SMART en el deporte

Plasmar tus objetivos por escrito es lo primero que se debe hacer para centrar la energía en ellos y despertar la motivación, pero para que los objetivos sean realmente motivantes hay que seguir ciertas pautas. El acrónimo SMART o MARTE nos ayudará a recordar las normas: Medible – Alcanzable – Relevante – Temporal – Específico.

Medible

El objetivo se tiene que poder medir de alguna forma. Si tu objetivo es correr 10km en 60 minutos, lo estarás midiendo con el tiempo de ejecución. Si quieres correr 10km en el tiempo que sea, lo irás midiendo en kms recorridos.

¿Por qué debe ser medible?

Para reforzar tu motivación tienes que ver como te tu objetivo está cada vez más cerca y cuando ya lo tengas ahí al alcance de tu mano vas a sacar un plus de energía, ese plus que está más allá del 100% del rendimiento, logrando tu objetivo antes de lo que la lógica dicta. Porque si tu meta era correr 10km puede que un día lo dejes al km7 otro al km8, pero el día que te toque dejarlo al km9 es cuando tu objetivo desde el km10 te llenará de energía y te atraerá como un poderoso imán.

Alcanzable

No debemos confundir alcanzable con sencillo, hay pocas cosas más desalentadoras que tener un objetivo en una lejanía prácticamente inalcanzable, esto nos puede conducir a desistir y abandonar. En el caso de que aspires a conseguir algo grande, como puede ser correr una maratón, si no has corrido en tu vida, deberás partir tu objetivo mayor en objetivos medios y micro así siempre tendrás objetivos alcanzables para perseguir.

Relevante

Con la letra R de este acrónimo a veces se utiliza la palabra REALISTA, pero a mi me gusta utilizar la palabra relevante ya que es ahí donde hallaremos la motivación.

Que el objetivo sea importante, significativo para ti es lo que hará que desees invertir tu energía para conseguirlo.

Temporal

Los objetivos tienen que tener una fecha de caducidad y esta fecha no se debe poner de forma azarosa. Si te marcas un tiempo demasiado corto puede que no lo consigas y desistas en cuanto te des cuenta de ello, por el contrario si te marcas un tiempo muy largo es posible que postergues la fecha de inicio. La fecha al igual que el objetivo en sí debe ser retadora y alcanzable.

Específico

Debemos concretar el objetivo al máximo para que en todo momento sepamos que es lo que estamos persiguiendo, hasta tal punto de ser capaces de formarnos una imagen mental de lo que queremos.

Ser capaz de crear una imagen de tu meta hará que tu cerebro transmita a tu cuerpo las sensaciones necesarias para que lo consigas.

EJEMPLO:

Salir a correr cada día > Correr 30 minutos cada día > Correr 5km en 30 minutos cada día > Correr 5km cada día en 30 minutos disfrutando al máximo.

Consejo

Cuando te plantees un objetivo hasta las siguientes preguntas:

  • ¿Es mi objetivo medible?
  • ¿Es alcanzable?
  • ¿Es relevante? ¿Para qué quiero conseguirlo?
  • ¿Cuándo lo quiero alcanzar?
  • ¿Es específico?

¡Gracias por leerlo. Muchas gracias por compartirlo!

Nico Soulier sport coaching

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *