La activación o Arousal

Si algo puede hacer variar (para bien o para mal) el rendimiento de un deportista es el nivel de activación o arousal que tenga a la hora de la competencia.

La activación es la suma o combinación de la predisposición fisiológica y cognitiva, es decir las respuestas físicas y mentales.

Imaginemos la activación en una escala de 0 a 100 en la que cero representa estar dormido y cien un estado de alerta máxima.

Fisiológica

La activación fisiológica se divide en tres niveles; BAJO, MEDIO (óptimo dependiendo su interpretación), ALTO. La diferencia entre estos tres la marcará como se encuentran las funciones y mecanismos físicos y químicos tales como, tasa cardíaca, profundidad de la respiración, tensión muscular, segregación de adrenalina, contracción de las pupilas o el nivel de conductancia de la piel.

Cognitiva

Esta otra parte de la activación se divide en dos, puede ser POSITIVA o NEGATIVA y esto depende de la interpretación que tengamos sobre esas sensaciones físicas que estamos experimentando.

Ejemplo

Sientes una especie de hormigueo por tus músculos y tienes una respiración profunda y fuerte.

INTERPRETACIÓN NEGATIVA: ¿Por qué me siento así?, ¿estoy nervioso?, si salgo así al campo cometeré errores.

INTERPRETACIÓN POSITIVA: Me siento fuerte, con esta respiración oxigeno todo mi cuerpo, hoy soy mi mejor versión.

Hay un abismo de diferencia entre una interpretación positiva y una negativa de lo que nos esta ocurriendo, podemos potenciar nuestra motivación y atención o generar disgusto y apatía hacia la competencia.

Varía según deporte y deportista

La activación fisiológica es diferente para cada deporte (un golfista no necesita el mismo grado que un rugbier) y también varia según el deportista. Imaginando la activación fisiológica como una escala de 0 a 10, un deportista puede interpretar como positivo encontrarse en un grado 8 cuando otro puede estar al borde de una crisis de nerviosismo.

Subir el grado de activación muscular

Agua fría – Inhalaciones largas y exhalaciones cortas – Dar pequeños saltos repetidas veces

Bajar el grado de activación muscular

Realizar respiraciones completas sentado contando 4″ inhalación, 4″ aguantar el aire, 6″ exhalación – Con los ojos cerrados contar mentalmente desde 1000 hacia atrás.


Ojala esta información te sirva para empezar a interpretar tu estado óptimo de activación y disfrutar al máximo del juego de la competencia.

¡Gracias por leerlo. Muchas gracias por compartirlo!

Nico Soulier sport coaching

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *